Uno de los pilares del SEO, la autoridad

autoridad

Centrarte en estos tres pilares del SEO aumentará las oportunidades de tu contenido y atraerá más tráfico orgánico con el tiempo, y de estos tres troncos queremos hablarte hoy.

¿Qué necesitas para competir en SEO?

Algunos dicen que más enlaces entrantes, otros que un mejor contenido, mientras que algunos podrían enfatizar un sitio técnicamente saludable.

Los SEOs experimentados saben que los sitios que mejor funcionan en lo que respecta a la búsqueda orgánica tienen la mezcla correcta de fundamentos de alto nivel.

En los últimos años, se ha prestado mucha atención a la E-A-T (Experiencia, Autoridad y Confiabilidad) tal como se menciona en las Directrices de Calidad de los Calificadores de Búsqueda de Google.

Algunos han llegado a pensar que estos son los aspectos más fundamentales del SEO. Sin embargo, por muy importante que sea la E-A-T para algunos sitios, sólo aborda un aspecto: el contenido. Pero un buen SEO necesita incluir más. Desde AR Grupo, nos hemos dado cuenta de que todo esto se puede reducir, a groso modo, en tres pilares básicos: autoridad, relevancia y experiencia.

Los sitios que prestan atención a estos tres aspectos tienen más probabilidades de ser valorados tanto por los motores de búsqueda como por los usuarios, y atraen más tráfico orgánico con el tiempo. Veámoslas un poco más.

Autoridad: ¿Importas?

En SEO, la autoridad se refiere a la importancia o el peso que se le da a una página en relación con una determinada consulta de búsqueda. Los motores de búsqueda modernos, como Google, utilizan muchos factores (o señales) al evaluar la autoridad de una página web. ¿Pero por qué se preocupa Google de evaluar la autoridad de una página?

Para la mayoría de las consultas, hay miles o incluso millones de páginas disponibles que podrían clasificarse. Google quiere situar en los primeros puestos las páginas que tienen más probabilidades de satisfacer al usuario con información precisa y fiable que responda plenamente a la intención de la consulta. Además, se preocupa por ofrecer a los usuarios las páginas con más autoridad para sus consultas, ya que los usuarios que están satisfechos con las páginas en las que hacen clic desde Google tienen más probabilidades de volver a utilizarlo y, por lo tanto, obtienen más exposición a los anuncios, la fuente principal de sus ingresos.

La autoridad es lo primero

La evaluación de la autoridad de las páginas web fue el primer problema fundamental que tuvieron que resolver los motores de búsqueda. Algunos de los primeros motores de búsqueda dependían de evaluadores humanos, pero a medida que la red mundial se expandía, esto se volvió rápidamente imposible de escalar.

Google superó a todos sus rivales porque sus creadores, Larry Page y Sergey Brin, desarrollaron la idea del PageRank, que utiliza los enlaces de otras páginas de la web como citas ponderadas para evaluar la autoría de una página. Se dieron cuenta de que los enlaces eran un sistema de sondeo en constante evolución en el que otros sitios con autoridad «votaban» por las páginas que consideraban fiables y relevantes para sus usuarios.

Los motores de búsqueda utilizan los enlaces de la misma manera que nosotros tratamos las citas académicas. Cuantos más documentos académicos relevantes para un documento fuente lo citen, mejor.

También entran en juego la autoridad relativa y la fiabilidad de cada una de las fuentes citadas.

Así pues, de nuestras tres categorías fundamentales, la autoridad fue la primera porque era la más fácil de descifrar dada la ubicuidad de los hipervínculos en la web. Las otras dos, la relevancia y la experiencia del usuario, se abordarán más adelante, a medida que se desarrollen los algoritmos basados en el aprendizaje automático y la inteligencia artificial.

Los enlaces siguen siendo primordiales para la autoridad

La gran innovación que convirtió a Google en el motor de búsqueda dominante en un corto periodo de tiempo fue que utilizó un análisis de los enlaces en la web como factor de clasificación.

Esto comenzó con un documento escrito por Larry Page y Sergey Brin llamado The Anatomy of a Large-Scale Hypertextual Web Search Engine. La idea esencial de este documento era que la web se basa en la noción de documentos interconectados entre sí a través de enlaces.

Dado que poner un enlace en una web a un sitio de terceros podría hacer que un usuario abandonara tu web, había pocos incentivos para que un editor pusiera un enlace a otro sitio, a menos que fuera realmente bueno y de gran valor para los usuarios del suyo.

En otras palabras, enlazar a un sitio de terceros actúa un poco como un «voto» para el mismo, y cada voto podría considerarse como un respaldo, avalando la página a la que apunta el enlace como uno de los mejores recursos en la web para un tema determinado.

Entonces, en principio, cuantos más votos obtengas, mejor y con más autoridad te considerará un motor de búsqueda, y por lo tanto deberías tener un rango más alto.

Más allá del PageRank

Una parte importante del algoritmo inicial de Google se basaba en el concepto de PageRank, un sistema para evaluar qué páginas son las más importantes en función de la puntuación de los enlaces que reciben.

Así, una página que tenga una gran cantidad de enlaces valiosos apuntando hacia ella tendrá un PageRank más alto y, en principio, es probable que se sitúe en una posición más alta en los resultados de búsqueda que otras páginas sin una puntuación tan alta.

Cuando una página enlaza con otra, pasa una parte de su PageRank a la página a la que enlaza. Así, las páginas acumulan más PageRank en función del número y la calidad de los enlaces que reciben.

No todos los enlaces son iguales

Así que más votos es mejor, ¿verdad? Bueno, eso es cierto en teoría, pero es mucho más complicado.

Las puntuaciones de PageRank van desde un valor base de uno hasta valores que probablemente superen los trillones.

Imagina que tienes una página que vende un libro y recibe dos enlaces. Uno es de la librería de tu barrio, y el otro es de Amazon. Es bastante obvio cuál valoras más como usuario, ¿verdad? Como usuarios, reconocemos que Amazon tiene más autoridad en este tema.

Resulta que la web también lo ha reconocido, y Amazon tiene un perfil de enlaces mucho más potente (y un PageRank más alto) que cualquier otro sitio dedicado a la venta de libros. Como resultado, tiene un PageRank mucho más alto, y puede pasar más PageRank a las páginas a las que enlaza.

Es importante señalar que los algoritmos de Google han evolucionado mucho desde la tesis original del PageRank. La forma en que se evalúan los enlaces ha cambiado de forma significativa, algunas de las cuales conocemos y otras no.

Esto solamente son algunas cuestiones que te podemos contar sobre la autoridad de una web, pero si necesitas más información lo mejor es que contactes con nosotros.

¿Te gusta lo que has leido?

Dejanos tu email para enviarte más información de valor
Consentimiento
Compartelo en tus redes:

También te puede interesar

¿Te ha gustado el contenido?

¡Pulsa en una de las estrellas para calificar!

Puntuación media 0 / 5. Recuento de votos: 0

¡No hay votos por ahora! Se el primero/a en calificar este contenido.

¡Lamentamos que este contenido no te haya resultado útil!

¡Mejoremos este contenido!

Cuéntanos ¿cómo podemos mejorarlo?